TempleOS sistema operativo para hablar con Dios

TempleOS sistema operativo para hablar con Dios

Tal como disciernes al leer el título, el sistema operativo para hablar con Dios existe, al menos eso asegura su programador, Terry Davis, un hombre que ha invertido más de doce años en su creación según él guiado al mismo estilo que Noé con el arca.

No podemos negar la creativa singularidad de este hombre creando el bautizado TempleOS, pero tampoco se puede ignorar el que sea un paciente esquizofrénico, fuera de todo destaquemos el sistema operativo donde abundan las líneas de código haciendo referencias al Antiguo Testamento.

El proyecto no es sencillo, TempleOS esta estructurado bajo más de 100.000 líneas de código, es complejo como su mentor que desde ya nos asegura sorpresas en la bienvenida del sistema que dice así: “Yo, Terry Davis, soy el sumo sacerdote del templo oficial de Dios, TempleOS”.

templeos-terry-davs

No es un trabajo para cualquier mortal, tampoco digamos que esta a la altura de sistemas operativos como Windows 10, no obstante la paranoia de la eterna persecución de los hombres de negro, el miedo a la abducción alienígena y otros sucesos en la vida de Davis como la estadía en la cárcel y el manicomio, le hacen un hombre más que curioso.

Pues bien su mente siendo niño desarrollaba ya códigos en su vieja Commodore 64, llego a estudiar en la Universidad Estatal de Arizona obteniendo el máster de Ingeniería Eléctrica, y hoy sorprende con TempleOS, su locura divina para comunicarse con Dios.

El sistema operativo TempleOS tiene un visual primitivo pero incluso ésto no fue decidido por él. Davis asegura que fue Dios quien le pidió desarrolle TempleOS bajo la resolución VGA 640×480 píxeles y 16 colores de gráficos. Fuera del aspecto el sistema funciona siendo además de código abierto, basado en arquitectura de 64 bits incluso permite crear aplicaciones gráficas partiendo de cero, funciona en ordenadores antiguos y modernos, es un sistema ligero y veloz. Terry Davis puede ser un hombre enfermo pero teniendo tan pocos medios ha logrado bastante, es sorprendente.